Nov 112009
 

Si algo estoy aprendiendo de mi corta pero intensa aventura fotográfica es de la dificultad que se encuentra la gente que está intentando empezar o que incluso ya lleva un tiempo para conseguir que sus esfuerzos se vean recompensados y intentar vivir a través de su pasión.
Trabajos basura, sueldos miseros, gente que ofrece reportajes de forma gratuita…
Nadie dijo que sería fácil pero no es que no sea fácil sino que es muy difícil. Poner tu futuro económico en manos de editores y de la concesión de premios o becas es algo que requiere de mucha fe, confianza en uno mismo e incluso diría que una actitud casi kamikaze y estar dispuesto a acostumbrarse al sufrimiento y/o a las penurias.

Las cosas están cambiando, no se si hoy en dia es factible ganarse la vida a través de este medio pero lo que estoy seguro es que no lo es a través de los métodos tradicionales. Internet y la globalización del mundo podrían ser una buena vía de exploración.

Ayer por la tarde me llegó un email a mi cuenta de flickr, en el se hacia referencia a la fotografía que adjunto. La intención de quien me escribía era si podía ceder la foto para colocarla en una página web que estan construyendo ya que la habían visto y era muy “chula”.
La verdad es que yo no tengo ningún problema en ceder nada, pero mientras terminaba de leer el mail me preguntaba si habían pedido también al programador la “cesión” de la construcción de la página porqué simplemente les gustaba como trabajaba.

¿Por qué esta “gratuidad” en la cesión de imágenes?

¿acaso no cuesta dinero la cámara, los objetivos, las tarjetas de memoria, la formación y el esfuerzo de desplazarse del sillón de su casa hasta el lugar en cuestión?

¿acaso es que el único requisito que debe poseer una persona para hacer una buena fotografía es un dedo ágil, raudo y veloz que permita apretar el disparador de la cámara en el momento justo?

La verdad es que a veces me pregunto si la fotografía mantiene aún algún valor.
Que alguien me lo explique…

Por algún lugar leí que cada vez había más gente que hacía fotos, pero cada vez menos fotógrafos, desgraciadamente…

  2 Responses to “La fotografía es gratis”

  1. Hola Carlos,
    Entiendo y comparto tus dudas, pero piensa que forman parte del proceso de llegar a ser o incluso ser un reportero gráfico. Todos los que nos dedicamos a esto hemos convertido esas dudas y despropósitos en algo normal y rutinario. Si no, no estaríamos aquí. Las fotografías requieren mucho más que un dedo ágil, requieren personas comprometidas, decididas, apasionadas y luchadoras que las tomen. Los que no son así no sirven para esto. Escoge tú mismo el camino, pero según mi experiencia la lucha te hace fuerte y si te haces fuerte vences. Las fotos continúan teniendo todo su valor, otra cosa es que la gente se lo reconozca. Y aquí está la cuestión:
    lucha para que se reconozca el valor de tus fotos. Es la clave.
    Saludos y suerte.
    Alfons Rodríguez.

  2. Alfons,
    ya te contesté en el facebook pero de todos modos quería darte las gracias por participar y sobretodo por darme ánimos y alguna que otra clave.
    Muchas veces la experiencia de los demás sirve para guiarte y evitar que cometas algún error que por falta de la misma puedes cometer.
    Sin lugar a dudas que los demás no te reconozcan el valor de lo que haces no implica que no lo hagas bien.
    Hablando de este tema me viene a la mente un artículo que leí hace poco que trataba sobre los hijos de Agustí Centelles y el caso sobre a quién dejar el legado de su padre. Recuerdo no sin cierta vergüenza ajena ellos recordaban que algún afamado político con algún que otro rimbonbante cargo en la Generalitat cuando estaban negociando por las fotos de su padre les dijo mirándoles a los ojos y supongo que con cierta sorna que las fotos de su padre las tenían sobrevaloradas -refiriendose a sus hijos.
    Bien, no se porqué no se levantaron y se fueron. Encima ahora se permiten el lujo de quejarse porqué hay otras personas que si le dan todo su valor.
    Lo aberrante viene dado porqué los propios dirigentes de tu país tendrían que ser un poco más sensibles -si tuvieran un poco de memoria histórica- que los de fuera… así van las cosas…

    Creo que me he enrollado pero salvando las distancias por allí van los tiros… como sugiere Alfons, si no le damos el valor nosotros, ¿quién se lo va a dar?

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.