Ene 252011
 
Reconozco que ésta no es una entrada tradicional en la que explico un lugar o evento, en este caso me he dejado llevar por mi lado más fotográfico o mis lado más “streeter” si me permitís la expresión.
El pasado sábado la temperatura en Vic era de -2º centígrados, una temperatura gélida que provocaba una luz límpia, suave y estupenda para fotografiar.
Llevé mi lente de 50mm que hacía tiempo que no utilizaba y a la que he de reconocer que le tenía muchas ganas y me dediqué a deambular por la plaza con el único objetivo de pasármelo bien mientras jugaba con mi cámara en busca de claroscuros.
Además de las buenas condiciones para fotografiar, he de añadir que tuve la fortuna que el sábado es día de mercado y ese día la plaza siempre se llena de todo tipo de paradas dedicadas a temas tan dispares como ropa, plantas, comida o venta de animales.
Si no os hubiese dicho más arriba que la temperatura era gélida seguramente no lo hubiéseis deducido por las imágenes ya que la gente va abrigada pero tampoco en exceso. 
He de decir que el gradiente de temperatura existente en la plaza era bastante grande, es decir en la zona de sombra la temperatura era inferior a esos -2º pero en la zona de sol la temperatura era superior. 
Parece una perogrullada, pero creédme si os digo que la diferencia era abismal. Sin duda los pobres paradistas que se encontraban en la zona de sombra tuvieron que sufrir y mucho en el transcurso de la mañana recurriendo al uso del fuego para entrar en calor.
Aunque llevaba mis guantes mientras fotografiaba, al final casi me quedé sin tacto en las manos. El caso es que me dió igual, no se si las imágenes resultantes han sido buenas pero la diversión y el buen momento que pasé ya no me la puede arrebatar nadie.
¿por qué no todos los días serán igual para el fotógrafo?
Dic 092010
 

Al vagar por las calles repletas de gente de Vic, uno no sabe si se encuentra ante un mercado medieval o un mercadillo del rastro ante tanta afluencia de visitantes y curiosidad mostrado por los mismos.

Uno también se puede preguntar si se encuentra en un mercado medieval o en un mercado que rinde culto a la saga fílmica del Señor de los anillos ante las ropas de los figurantes y paradistas. 
Mallas “masculinas”, capas, cascos con cuernos inacabables te hacen dudar… 
 

y más si en una de las paradas podemos encontrar las espadas y dagas de Frodo, Aragorn y demás heroes de la trilogía…

Supongo que pensaréis que “frikadas” hay en todos los sitios. En otro ámbito menos anecdótico encontramos escudos heráldicos en el que sin duda podemos encontrar los “siempre” nobles orígenes de nuestros apellidos.

Y si uno desea algo con mucha fuerza y tiene fe, lo puede escribir y colgarlo en el “árbol de los deseos”. No se como harán después para liberar de tanto deseo acumulado al sufrido olivo, no me gustaria a mi ser la percha sobra la que cuelgan los deseos de la gente.

Después de un buen paseo hay que comer, Escudella i carn d’olla más pan y vino por 6€.

O el típico entrepà de botifarra de vic.

En fin, una fantástica manera de pasar el puente es la de acercarse a vic. Si alguien ya se ha comprado la agenda del año que viene… ¡ya tiene algo que apuntar!

Dic 092010
 
Sin lugar a dudas estos dias para mi ha sido un descubrimiento el Mercat Medieval de Vic que se celebra cada año del 4 al 8 de diciembre.
Este año cuentan que se ha realizado la X edición, con un éxito de público espectacular añadiría yo.
En esta primera tanda de fotos no se aprecia este hecho porque me he querido centrar en detalles que añaden personalidad a este peculiar mercado cuyo objetivo es que el visitante haga un viaje en el tiempo que le lleve directamente a la Edad Media rememorando el rico pasado medieval de la ciudad.
El casco antiguo de Vic con sus angostas callejuelas retorcidas de sombras perennes y sus centenarios edificios confieren el marco ideal. 
Los atuendos medievales de los paradistas también contribuyen a este viaje imaginario en el que el transeúnte se encuentra con puestos de exquisitos “caprichos” culinarios hechos allí mismo con métodos tradicionales.

También se pueden revivir viejos oficios como el de herrero, entre otros.

Finalmente os añado una curiosa imagen tomada en los aledaños del mercado.

Nov 122010
 

El día 1 de noviembre es la festividad de Tots Sants en Catalunya, en esa fecha además de rendir homenaje a los seres queridos fallecidos es costumbre ir als Forns, Pastisseries para comprar els panellets. Exquisitos pero carísimos, cada vez más.

El pastisser los coloca con esmero en las paperinas mientras los clientes de toda la vida esperan pacientemente.

Es en estos dias cuando el frío ya ha aparecido en Vic y es más dificil ver a la gente paseando por la Plaça como en otras épocas del año, especialmente cuando el sol ya ha desaparecido. Es época de terrazas ausentes, sillas amontonadas y parasoles inútiles.

Desde los acogedores bares, se puede observar a la gente pasear con cierto aire taciturno.
Es una atmósfera especial -encantadora- que con el paso de los días que nos llevan hacia el invierno solo hará que potenciarse.

Hace dos semanas que no he paseado por esa plaça y espero que llegue este sábado para ver que me encuentro en ella.
Creo que ya forma parte de mi imaginario vital y fotográfico.

Oct 012010
 

Hacia un tiempo que tenía olvidada mi afición por subir fotografías realizadas en la plaça major de vic, no por falta de imágenes sino por distracciónes varias.
La retomo, en este caso se trata de una curiosa fotografía en la que el niño se está quitando el tambor, lo que le da un mayor dinamismo y un cierto aire de misterio al cubrirse su cara.